En Mar de Pau entendemos vuestra preocupación. Sabemos que la familia y las personas cercanas al adicto tienen su vida condicionada por la enfermedad. Nos ponemos en vuestro lugar y comprendemos que vivís una situación de incertidumbre constante junto con una preocupación que os desestabiliza.

Por esto podemos ayudaros a lidiar con esta situación, daros las herramientas necesarias y guiaros para que podáis encontrar  mayor bienestar  y, a su vez, trataremos a vuestro familiar adicto.
Sabemos que vuestra vida personal está afectada, pero en Mar de Pau no hace falta que el adicto esté convencido de la necesidad del cambio, para que los familiares se incluyan en este proceso terapéutico.
Estáis cansados, preocupados y esta situación os desgasta. Pero tenéis un poder que os vamos a enseñar a utilizar. Confiad en nosotros.
En Mar de Pau os sentiréis seguros, podréis contar con personas que os entienden y recibir una ayuda adaptada a vuestras circunstancias personales. Mientras, trabajaremos para controlar la adicción de vuestro familiar, de forma que todos vayamos en la misma dirección, encontrando el máximo bienestar en este proceso.
No importa si tu familiar ya acepta que tiene una adicción, si lo sabe y aún así no está preparado para el cambio o si, por el contrario, está muy motivado con la terapia: podemos ayudarte a sentirte mejor y a saber ayudar mejor a tu ser querido.

¿Qué puedo hacer por mi familiar adicto?

Tanto si tu familiar es consciente de la necesidad de terapia como si no, tú tienes un papel crucial. Puedes aprender con ayuda profesional la mejor forma de lograr que vaya a terapia.
Si tu familiar ya asiste a terapia, el hecho de que tú también lo hagas hace más fácil que el adicto no abandone. Si abandona, que tú continúes yendo, hace que siga conectado de algún modo a la terapia y le haga más fácil el camino de vuelta.
Por otro lado, al ir a terapia, te sentirás mejor contigo mismo. Podrás entender todos esos sentimientos y emociones que te perturban. Aprenderás a vivir mejor y, por tanto, si tú estás bien, podrás ayudar mejor a tu familiar adicto. Si no te encuentras en las condiciones adecuadas, puede que agraves su situación.
Y, por último, aprendiendo a ayudar a tu familiar adicto, dejarás de agotar tus fuerzas con intentos fallidos. Especialmente cuando el proceso adictivo viene de lejos y te sientes frustrado por la falta de resultados. En Mar de Pau renovaremos tus fuerzas y te enseñaremos a usarlas de forma eficiente.

 

Codependencia. ¿Qué es?

En muchas ocasiones hemos visto en consulta que familiares de adictos desarrollan lo que los profesionales sanitarios llamamos codependencia. Es posible que estés sufriendo esta condición y no lo sepas.
La codependencia en el entorno de la adicción, surge cuando una o varias personas de la familia rigen y ordenan su día a día alrededor de la adicción de su familiar o, cuando la adicción del familiar impide de forma grave el desarrollo de la vida normal de la persona que no es adicta. A veces, la inseguridad que genera la enfermedad, provoca en los familiares una intranquilidad y un estado de alerta continuo.
Las personas codependientes socorren y corrigen las acciones negativas que se derivan de la adicción (esconden el problema, asumen las responsabilidades del adicto, pagan sus deudas, etc.).

A veces puede parecer que el enfermo es adicto a la sustancia y su familiar es adicto al enfermo.

Esta condición genera malestar, tanto en el familiar que la sufre como en el adicto y es una rueda que genera mucha angustia para ambas partes.
En Mar de Pau podemos ayudar a los familiares que sufren esta condición. Entendemos tu sufrimiento y queremos ayudarte. Podemos enseñarte a manejar la situación y a ayudar al adicto sin que ello te cause tanto dolor.

 

Tengo dudas sobre si mi familiar es adicto.

Tener dudas es algo habitual en este proceso. En Mar de Pau, te ayudamos a entender qué le está pasando a tu familiar. Si te das tiempo para leer estas preguntas, puede que tus dudas se despejen:
¿Consume/realiza la conducta adictiva más de lo que se propone en un principio?
¿Le has dicho en reiteradas ocasiones que no debe consumir/realizar cierta conducta adictiva con tanta frecuencia e intensidad?
¿Ha tenido problemas legales relacionados con el consumo/conducta adictiva?
¿Ha tenido problemas en el trabajo o en el ámbito académico debidos al consumo/conducta adictiva?
¿Ha aumentado su consumo/conducta adictiva desde que empezó y el efecto gratificante cada vez llega más tarde?
Cuando no consume o no realiza la conducta adictiva, ¿Está más irritable, cansado, nervioso, ansioso, irascible, triste…?

 

 

Si contestas afirmativamente a varias de estas preguntas, puedes llamarnos y valoraremos tu caso sin ningún compromiso. Cuanto antes se empiece a tratar la adicción, mayor probabilidad de éxito terapéutico. En la adicción, el tiempo corre en nuestra contra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies