Hablamos de drogas muchas veces a lo largo de nuestra vida, y atribuimos características de estas a cosas, lugares y sustancias que en realidad no lo son. En este artículo vamos a poder conocer mejor qué es una droga, qué tipos hay y la relación con la adicción.

¿Qué es una droga?

Una droga es cualquier sustancia que introducida en el organismo, produce efectos psicoactivos a través de su actuación sobre el Sistema Nervioso Central (cerebro, médula espinal…). El efecto psicoactivo sería el cambio en el comportamiento, en el estado de ánimo y en la percepción del mundo sobre la persona. Además, las drogas son todas susceptibles de producir dependencia a medio o largo plazo.

¿Cuáles son las vías de administración de una droga?

Las drogas pueden administrarse en el organismo humano de forma oral (por la boca), fumada, esnifada, inyectada y de forma anal. Todas las vías producen efectos psicoactivos, pero algunas pueden ser más peligrosas que otras, ya que según la sustancia puede generar una mayor potencial adictivo (me hago adicto antes), y mayores riesgos de sobredosis o daños orgánicos.

Algunas características de las drogas…

Producen tolerancia, es decir, llega a ser necesario ir aumentando cada vez la cantidad que se consume para percibir los mismos efectos. Producen dependencia física (trastornos físicos cuando no consumo la droga) y dependencia psicológica (necesidad de consumir compulsivamente la droga para sentir un afecto positivo o liberarme de un afecto negativo). Ambos tipos de dependencia se complementan en todas las drogas y son los causantes del síndrome de abstinencia (síntomas que siento si no consumo la droga por la que sufro una adicción).

Clasificación de las drogas:

Las drogas se pueden clasificar de muchas formas (legales e ilegales, según el potencial adictivo, etc…). Debemos saber que la obsoleta clasificación de “duras y blandas” no existe, pues podría llevar al error de que hay drogas mejores que otras, cuando todas las drogas independientemente del diferente efecto o potencial adictivo, todas son susceptibles de desarrollar una adicción.

La clasificación que se suele utilizar es según la acción que las drogas producen en el sistema nervioso central (SNC), que son:

  • Depresoras (deprimen el SNC y producen un efecto de sedación). Algunas drogas depresoras pueden ser los opiáceos (morfina, heroína…), el alcohol, los hipnosedantes (benzodiacepinas, barbitúricos…) y algunos inhalables.
  • Estimulantes (estimulan el SNC y con ello la conducta y el estado de ánimo). Las drogas estimulantes pueden ser la cocaína, las anfetaminas, el tabaco, la cafeína entre otras.
  • Perturbadoras (según el momento y la persona, pueden producir igualmente efecto depresor o estimulante, y pueden producir alucinaciones o ideas delirantes). Las principales drogas perturbadoras son el LSD, algunas drogas de diseño y el cannabis (marihuana, hachís…).

Si tienes dudas acerca de algunas drogas, de sus efectos o de sus posibles riesgos, contacta con nosotros aquí.

En otras publicaciones trataremos el tema de las nuevas drogas y las drogas más conocidas más a fondo en nuestro blog.

Paula Corral Lloret.

CV014481. Psicóloga General Sanitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies